1+
Entrar

 

  

ALIMENTACIÓN DEL NIÑO PREESCOLAR

 

La alimentación del niño preescolar corresponde a la etapa entre los 3 a 6 años, en donde el niño ya ha alcanzado la madurez necesaria de los sistemas y órganos que intervienen en la digestión, absorción y metabolismo de los nutrientes. En esta etapa el crecimiento es más lento y estable, en donde los niños aumentan en promedio unos 2 kilos de peso, y de 5 a 6 cm. de talla al año.

En esta etapa el gasto energético aumenta considerablemente, ya que los niños desarrollan una gran actividad física, por lo que deberán adaptar su consumo de energía según la necesidad. En el desarrollo psicomotor, el niño ya tiene la capacidad de manipular correctamente los utensilios empleados en las comidas lo que le permite llevar los alimentos a la boca.

El rechazo a los alimentos nuevos es una característica específica de esta etapa, por el temor a lo desconocido. Esto es normal en el proceso de madurativo en el aprendizaje de la alimentación, lo que no se debe entender como falta de apetito.

Al igual que un adulto un niño preescolar es capaz de reconocer y elegir los alimentos.
Lo más normal es que el niño tienda a comer lo que ve que comen sus padres y otras personas a quienes conocen, lo que nos indica que los niños también imitan en la alimentación. En el colegio este proceso se ampliara haciendo que el niño vaya teniendo nuevos hábitos alimenticios según lo que vea del ambiente en que se encuentra a la hora de alimentarse.